20131213-122443.jpg

Desde hace ya más de un año (la primera imagen que subí hace ya 70 semanas) trasteo Instagram, una red social para amantes, aficionados, y porqué no, profesionales de la fotografía, que muestran a sus amigos y al mundo sus momentos, su día a día y todo lo que en ese instante quieren transmitir.

Para mi Instagram, es la manera de enseñar a mi gente (y a todo el que quiera asomarse a mi galería) lo que siento en un instante preciso, y mediante una foto intentó expresarlo.

Procuro, y de hecho de momento no he fallado, subir una foto diaria, esa foto es para mi el guiño que le hago al día, la forma con la que lo concluyo, y la que lo representa. En todo lo cotidiano hay siempre algo excepcional, al manos a los ojos de uno mismo.

Después de este momento personal sobre mi experiencia con Instagram, voy a contar un poco de la manera más sencilla (por si aún hay alguien que no lo conozca) cómo usar Instagram.

– Lo primero que hemos de hacer es escoger la imagen que queremos compartir (o video), para ello tenemos 2 opciones, o la tomamos al momento o la cogemos de nuestra Galería de imágenes.

– Cuándo ya hemos encontrado la foto, o el video, que tanto nos gusta, podemos recortarla para ajustar la sección que queremos publicar.

– Cuándo pasemos a la «siguiente» pantalla ya podremos editarla:
* Podemos «enderezar» la foto si se nos ha inclinado para un lado.
* Podemos aplicarle, o no, un marco (el marco viene predefinido dependiendo del filtro que apliquemos).
* Podemos aplicarle un degradado a la imagen, más o menos amplio (para ello contamos con dos opciones, circular y rectangular).
* Podemos aplicar el contraste (que nos intensificará el efecto de los filtros)
* Y finalmente podemos aplicar los filtros (actualmente tenemos 20 filtros, contando el modo «normal»).

– Una vez tenemos nuestra imagen a nuestro gusto, pasamos a la «siguiente» pantalla para compatirla:
* La primera opción con la que nos encontramos es el comentario, aquí podemos expresar una frase para acompañar la foto o lo que nos apetezca para describirla (ahora entran en juego los # que serán los encargados de dar difusión a nuestra imagen dentro de un contexto, p.e. #igersmallorca para fotos de toda la isla). Yo no soy partidario de poner los # en el pie de foto, prefiero ponerlos en el primer comentario un vez publicada, me parece más limpio.
* Añadir personas, en esta opción encontramos la posibilidad de «nombrar» a otros usuarios para que sean partícipes de dicha foto y les llegue un aviso de que los hemos añadido a la imagen (al más puro estilo Facebook).
* Podemos activar la opción «añadir al mapa de fotos» para que aparezcan repartidas y agrupadas en los diferentes sitios que se han tomado (o geolocalizado), y para ello usáremos el «poner nombre a este lugar» (para usar esta opción debemos tener activado el «Localizador» de nuestro móvil.
* Acto seguido podemos compartir con las redes sociales nuestra imagen (Facebook, Twitter…).

– Con al última actualización de la aplicación hemos añadido una nueva opción, Direct, que nos da la posibilidad de enviar a uno o varios usuarios la imagen o video en vez de compartirlo en nuestra galería.

Además de la API original de Instagram, en mi caso utilizo Fotogramme, ya que de momento la opción de multiusuario no se contempla, y los que somos muy aficionados a la fotografía (o en el caso de Community Manager) tenemos que controlar más de una cuenta, necesitamos estas aplicaciones complementarias (en este caso, desde Fotogramme, no podemos publicar, pero sí el resto de opciones sociales, «me gusta», comentar, filtrar por #…).

Como consejo, diría que una de las maneras de ganar seguidores, presencia, y hacer que Instagram esté «vivo» es navegar por temáticas, #, comentar las fotos que nos gustan de otros usuarios y darle a «me gusta», es la mejor manera, el interactuar…, y es que a todos nos gusta que aprecien lo que hacemos.

Mi usuario de Instagram (aunque ya lo podéis ver en la barra) es: @rroyod 😀

Deja un comentario